Mi padre no llora

Hace un par de días, mi Papá mandó al chat familiar la imagen de un niño japonés durante la segunda guerra mundial esperando su turno para cremar a su pequeño hermano muerto. En la imagen reza la historia de la foto, en la que el niño mordía tan fuertemente su labio para no llorar que le sangraban las comisuras de los labios. Palabras más, palabras menos, la imagen hasta hoy en día es símbolo en Japón de fuerza, y a la foto le acompaña un texto que dice así:

“Que esta foto sirva de ejemplo para los pequeñitos modernos que sufren por palabras, que creen que el mundo se terminó porque la novia deshonrada le cambio por otro. Niños que dicen sufrir de depresión y se cortan con láminas (que supongo son navajas) en sus habitaciones, haciendo que sus padres lloren de disgusto por los chantajes emocionales. Maduren!!! Vayan hombres, el mundo se está jodiendo por sus traumas. Su única alternativa es ser fuerte en este mundo…”

Me dio muchísima pena, y no fue el pequeño que en la foto trae cargando a su hermano a cuestas, obviamente sin vida, me dio pena mi padre, mi hermano. Este par de hombres a los que se les dijo C O N T I N U A M E N T E y a lo largo de su vida que llorar “no es de hombres” que sentir “es solo para las mujeres”. Este tipo de roles de género a creado una sociedad que no quiere pretende aceptar, no solo que los hombres lloren, sino que exista equidad en nuestros géneros, tampoco permite o juzga que exista más de un género, que juzga y que limita nuestro entendimiento del amor, de la familia, de nuestro rol en la sociedad. Que castiga y estigmatiza a quien se ve diferente, que nos pone etiquetas por permitirnos vivir en libertad el amor, el sexo, carajo, hasta los deportes!!!

El llorar, no le quita su hombría a mi padre, ni a mi hermano ni a ningún hombre sobre la faz de la tierra, sin embargo se les ha dicho que sí, y qué es lo que pasa con toda esa energía que se acumula cuando no podemos llorar? Bueno pues eso es muy fácil de explicar, cuando en México mueren 11 mujeres víctimas de feminicidio, cuando la taza de suicidios de hombres supera por MUCHÍSIMO la taza de las mujeres, cuando vemos que los hombres en general y en todo el mundo mueren antes de las mujeres, y no creo que sea una cosa que tenga que ver con lo que comen o con biología, creo que tiene que ver en demasía con la constante presión que se le pone al género masculino para ser fuerte, independiente, proveedor, líder, ganador, capaz, buen padre, buen amante, buen hijo, buen esposo, buen hermano, buen amigo y SIN QUEJARSE, SIN LLORAR, -eso es para las niñas, eso es para los maricones-

Qué me gustaría que pasara? Que tú, que tienes un hijo, un hermano, un primo, un amigo, conocido, allegado hombre, que ves que sufre porque no puede siquiera estar en contacto con su llanto le aconsejes que vaya a un psicólogo, que le digas, -LLORA CARNAL, DESAHOGATE, ESTÁS EN UN ESPACIO SEGURO- que permitas que las figuras masculinas en tu vida se den la oportunidad de abrir su corazón para que no se les cierre la vida. Tal vez no llorar te haga parecer ante los demás como fuerte, pero está debilitando tu alma.

LLORA, SIENTE, RIE, VIVE. AQUÍ YO NO TE VOY A JUZGAR. Te quiero, bye.

What feels dangerous

No sé en qué estaba pensando al confundir Malinalco con Amealco, al leer las instrucciones de la invitación y ver que el trayecto sería de 2 horas y media, para mí era el total del la ida del regreso, no 5 HORAS en total! De verdad no sé dónde tenía la cabeza, pero el compromiso estaba hecho, la moto preparada, el lunch en su bolsa, las rodilleras, el casco con el intercomunidador cargado y el tanque lleno de gasolina. 

No, no era mi primera salida a carretera, pero sí que era la primera que iba a durar HORAS de ida y HORAS de regreso, la cita, confirmada y a las 7:30 am estaba reuniéndome con las primeras mujeres del convoy. Una rodada aunque mixta, conformada en su gran mayoría por mujeres, mi moto, curiosamente era de las cilindradas más pequeñas 310cc, empezaron a llegar las demás, 800, 1200, 1800cc!!! Empecé a emocionarme!

Cuando ya éramos 7 motocicletas emprendimos la salida al segundo punto de encuentro al norte de la ciudad y solo una moto más tenía la misma cilindrada que yo y de todas solo una tenía la cilindrada más pequeña que la mía 250cc, sin embargo era una moto mucho más alta y se veía imponente una Yamaha Tenere.

Un total de 14 motocicletas, 1 auto, 3 niños 14 mujeres, 3 hombres. Todos desmañanados, completamente equipados recibimos pequeñas instrucciones de seguridad, cada quién aprendió su lugar dentro del convoy y entonces se empezó a hablar de velocidades, 120, 130, 140km/h llegaron a escuchar mis odios, y toda la emoción que había sentido cuando partimos a reunirnos con el segundo convoy se convirtió en total, absoluto y completo MIEDO, no aquel que paraliza, sino ese que te pone alerta. Una de las chicas y su novio se acercaron a decirme -Todo bien?, se te ve preocupada-

Lo que pasa es que sí, esta niña, se daba cuenta que estaba saliendo a rodar por primera vez al ritmo de otras personas y no el que ha tomado cuando se va al valle del conejo o al Ajusco con sus amigos, un máximo de 100km/h mientras piensas en quesadillas y tacos de cecina no se compara con un grupo de 14 motocicletas con 13 pilotos femeninas que llevan su propio ritmo y su ritmo no es para nada al que estás acostumbrada y por 2 horas y media!!!! (solo de ida). Me sentí tan nerviosa que me fui a mi moto, abrí el TopCase y me comí una manzana, si no hacía eso me hubiera comido las uñas hasta quedarme en muñones. Lina se me acercó y me dijo -Muy rápido MoNo?, no te preocupes, yo me voy detrás tuyo y te cuido- Acordamos en la velocidad más baja posible para una carretera como la de Querétaro 120km/h y aunque seguía pareciendo mucho para mi, me sentí segura y entre hermanas, nada malo pasaría. Amén.

¡Salimos! Al principio y estando todas juntas las cosas son mucho más sencillas, las punteras indican todo, baches en el camino, velocidad de crucero, todo, y tú solo tienes que seguir las instrucciones y todo está bien, todo está bien hasta que llegan los trailers. Esas moles enormes que por inercia empujan todo el aire que te tiene contenida y cuando pasan a tu lado te dan un pequeño impulso hacia los lados, tienes que tener TODOS tus sentidos en alerta, mientras la moto ruge y alcanza velocidades a las que jamás la habías sometido, las curvas son otra cosa, otro animal difícil de digerir pero que se va haciendo cada vez más ligero, más sencillo. 

Como respuesta a mi miedo y sin darme cuenta, uno de mis hombros estaba completa y absolutamente paralizado, la tensión se apoderó en su totalidad de él y mi clavícula apuñalaba mi cuello, cuando me percaté de esto y traté de relajarme me di cuenta de todas las pequeñas cosas que mi cuerpo hacía para combatir el sentimiento sin que yo terminara paralizándome, las manos completamente cóncavas, sin opción a estirarse, las ingles y espalda baja completamente rígidas, la mandíbula apretadísima, el cuello tenso y los ojos viendo a todos lados, atrás, para ver si me seguían, al frente para seguir a mi convoy, a los lados para cuidarme de trailers y carros que pasaban, cuando me percaté de todo esto, y traté de relajarme me empezó a dar frío, todo el cuerpo temblaba, las manos, las piernas, los brazos. Fue entonces cuando traté de recordar que el miedo también es una protección, todo ese mar de adrenalina protegiéndome de los elementos y manteniéndome alerta, respire, comencé a escuchar más claramente la música que sonaba a lo lejos en mi casco y aunque seguía tensa pasó el miedo y se convirtió en atención, absoluta, total, completa. Empecé a escuchar mi respiración dentro del casco, rítmica y continua, y el camino se volvió mi compañero y todo a partir de ahí fue disfrute. 

Cuando la tensión fue reemplazada por atención me di cuenta de lo bello del paisaje, de lo inverosímil que es la campiña mexicana, pero sobre todo de la magia que crea el tener comunidad, una tribu que comparte los mismos sentimientos que tú al mismo tiempo que tú, lo que significa no solo andar en moto sino formar comunidad con mujeres que también son motociclistas y darte cuenta que esa tensión, ese miedo, esa adrenalina es compartida al mismo tiempo y en el exacto mismo espacio en el que tú estás. Todas hemos sentido miedo, todas hemos experimentado historias parecidas porque somos mujeres y amamos la vida en dos ruedas y qué bonito, qué bonito compartir y vencer el miedo… Juntas.

CQ, CQ, this is W9GFO…

En noches como esta, y a estas horas es precisamente cuando más te necesito.

No nos confundamos, por favor, me di cuenta hace un tiempo ya, que desde hace muchos años te necesitaba, igual que tú a mí, como mi confidente, como mi hermano. Eras mi mejor amigo y yo la tuya. Qué difícil no? Darnos cuenta entonces de que era solo la más hermosa de las amistades. Cuántas mentiras y cuánto daño nos hicimos para tratar de conservar algo que no era más que una divina, rara, compleja, una en 7 mil millones, la mejor de las amistades.

En noches cómo esta quisiera tomar el teléfono y llamarte, esas llamadas que duraban toda la noche y llorar, y reír y por supuesto quedarme dormida cuando saliera el sol. Simplemente saber que contaba contigo y que me dieras la seguridad de que todo estará bien porque ya hemos pasado por momentos como estos y hemos salido avantes.

El peor enemigo de nuestra amistad fue el apego, el pensar que algo tan hermoso e inimaginable no solo podía ser eso… amistad, fraternidad, cariño. Qué sencillo nos fue confundirnos y simplemente aferrarnos. Caray! no me lo tomes a mal pero ya no tenía ni siquiera atracción física hacia ti, era solo aferramiento y que daño te hice, que daño me hiciste, que daño nos hicimos.

Magia, también puede ser amistad, la amistad también es amor, insistimos en hacerlo algo más y perdimos toda perspectiva en el camino. Perdimos una amistad única en 7 mil millones.

¡Qué inmaduros!, nos perdimos otro capicúa, un cometa, otro Cosmos, un bebé, el resto de nuestras vidas (aunque ya sabemos que ahí estábamos, en la memoria, en los recuerdos, en la mente, y probablemente ahí sigamos toda esta vida)

En noches como esta, extraño a mi mejor amigo, pero sé que estás bien, me lo dicen mis sueños y nuestras pláticas en ellos. Yo también estaré bien.

Pero en noches como esta precisamente es cuando más te necesito.

… PLEASE COME BACK?

Next life for sure, and we will make it better, my dear, dear friend way better, I promise.

What I miss about you…

I had a dream last night. As it always happens (at least in my dreams) some parts are kinda blurry and I’m not sure that the characters are quite defined. I do remember that 2 of my greatest loves where part of that dream. With one of them I talked, and I recall the feeling of being heard with attention bounded to love.

I don’t even know how to describe this, but it kinda feels like when you love someone, and you are listening to whatever they have to say and you hope deep in your heart that they are happy and wish them the best, just because you love them. In this particular case it felt like that but it had a hint of romance in it, and a desire that only comes from passion.

I miss that.

With the other guy, we didn’t actually talked that much during the dream. We sort of had an interaction with another person but the feeling I had was of great caring, he only wanted me to find what I was looking for. He hugged me in the way you hug a person that you love. I could smell his clothes, and it was so real that it made me wake up.

I miss that too.

I certainly loved this guys in a moment of time, and I don’t miss them, not in the romantic way that you might expect after all the time spent together, I did woke up yearning the way it felt to be loved like that by another person. I have found myself in this knowledge trip, that has made me realize that self love is very important, and I feel the love that I pour into myself everyday, and the one that my friends and family also feel for me, but after been almost 3 years single (without counting the mingle) I realized just now, that I really miss been loved that way.  And that that’s ok.

13566907_10154238455228286_349355895071529938_n

5 de Noviembre de 2016

La historia en realidad comienza el 4 de Noviembre de 2016, Luis y yo habíamos decidido pasar día de muertos juntos y para la noche el plan era ir a bailar al Imperial. Bailamos hasta que ya no pudimos más y fue entonces cuando decidimos pasar la noche en su departamento, que está literalmente a 10 minutos caminando de aquel épico lugar que tanto me gustaba.

Nos despertamos a la mañana siguiente, contigo, tocando la puerta súper enojado porque una moto estaba estorbando tu lugar de estacionamiento. Tocabas como queriendo derrumbar la puerta, pero quien abrió fui yo. Cruda, qué digo yo cruda! CRUDÍSIMA!!! Y tu molestia se convirtió en sorpresa.

-Perdón, buenos días, es tuya la moto que está estorbando en mi lugar de estacionamiento?

-SÍ!!! DISCULPA, deja bajo y la muevo.

Tu tono bajó de 10 a 2 en 3 segundos y me hiciste la plática de inmediato, te sorprendía primero que nada que anduviera en moto y de ahí nos seguimos con muchos temas más.

Mientras subíamos las escaleras al departamento, Luis ya se había despertado y estaba preparando de desayunar, nos sentamos a comer y a platicar mientras tu hermano se bañaba porque tenía un compromiso “familiar” (ja, ja, ja, ja) aquella era la época en la que no hablaba del poli-amor tan abiertamente. Estoy casi segura de que se iba a ver con alguien más. Pero eso, es parte de otra historia en la que no nos vamos a enfocar hoy.

Mientras Luis se bañaba, arreglaba, perfumaba y obviamente interrumpía de cuando en cuando nuestra conversación yo, perdí POR COMPLETO la noción del tiempo, había también, olvidado totalmente, que era el cumpleaños de mi papá y que tenía que llegar a casa pronto. Pero la conversación fluyo, como fluyen todas nuestras conversaciones hasta el día de hoy, entre risas, desacuerdos, defender a capa y espada nuestras ideas y luego escuchar las del otro y bajar la guardia. Para cuando Luis estaba listo para su otro compromiso, yo seguía con la camisa que me había prestado para dormir y ya habían pasado por lo menos dos horas!!!

Y es que así pasa el tiempo contigo, hablamos de cosas que no comparto con NADIE es más ni con mi psicóloga! Tus comentarios, tus jaladas de oreja, tus aseveraciones siempre me hacen pensar en lo afortunada que soy de tener amigos como tú y como Luis (obviamente) pero a él ya le escribiré luego.

El día de hoy, te dedico estas líneas porque siempre me has impulsado a escribir, a hablar, a desahogarme, a liberarme del dolor, la presión, la furia y la alegría también. Te escribo hoy porque admiro tu maravillosa idea de no regalar cosas materiales, sino experiencias y quería justamente hoy compartir la experiencia y el agradecimiento a tu hermosa y fraternal amistad.

Te admiro muchísimo, admiro la manera en la que tratas de verle un lado positivo a todo y a todos y te estoy infinitamente agradecida por todas estas cosas:

  1. Sabes pedir perdón, tal vez mejor que cualquier persona que conozco, probablemente porque sabes reconocer tus errores.
  2. Eres casi por seguro el único hombre que conozco que respeta tanto a su pareja que ha sabido escoger a una que entiende y acepta a tus amistades con el mismo amor y respeto con el que tú la tratas a ella. Eso está bien cabrón!
  3. Tu capacidad de ver en los demás el potencial de aprender algo nuevo y no tener miedo en decir… no sé hacer eso, pero me gustaría aprender. ME ENSEÑAS? Sin pensar jamás que te demerita, al contrario te enaltece.
  4. Tu capacidad de hacerme reír hasta en los momentos más difíciles. Porque obvio, eres un teto!
  5. Cuando me ayudas a ponerme la chamarra!
  6. Que sepas tus límites y no los cruzas, porque te respetas a ti y por eso respetas tanto a los demás.
  7. Tu fuerza de voluntad! Solo tú puedes beber nuggets de pollo. (sí, puse beber)
  8. Que me has enseñado a aceptar mi intensidad y a verla como algo con muchísimo potencial positivo. Gracias!
  9. Eres de los mejores anfitriones del mundo mundial. Luisito diferirá de esto porque siempre dice que dejas el depa hecho un desmadre y no lavas los platos (pero eso sólo lo sabemos nosotros, shhhhh)
  10. Todavía me parece increíble que podamos hablar por teléfono más de dos horas y que ni siquiera sienta que hayan pasado 10 minutos
  11. Lo parecidas que son nuestras historias de vida y como por ello nuestra amistad es más fuerte
  12. Tu honestidad, bruta, sin filtro, pero amorosa.
  13. Lo mucho que te quieren tus amigos habla de la gran persona que eres.
  14. Tu amor por el teatro, el cine, el arte en general y tu gran capacidad de desmenuzar las tramas sin spoilerear
  15. Tus trompos al pastor. QUÉ PEDO CON ESO!?!?!?
  16. Todo lo que has logrado, a puro pulso!
  17. Que sabes lo que quieres, sabes lo que tienes que sacrificar por ello y que eres honesto con todas las partes para lograrlo
  18. Esa idea tuya de regalar experiencias y no cosas materiales (aunque se agradece lo material que me has dado)
  19. Hablando de regalos: que prefieres hablar y revisar si vas por buen camino cuando estas comprando un detalle para mi, “para no cagarla”
  20. Que compres “detalles” sin que haya una ocasión para ello.
  21. Aún no puedo creer que se te haga “cerca” ir de la condesa al pedregal en cualquier momento del día.
  22. El trato que tú y tu hermano dan a la gente, siempre como iguales es algo que admiro muchísimo de ustedes
  23. Eres super pedorro y no te da miedo admitirlo. Aunque deberías, la neta.
  24. Lo mucho que quieres a tu familia y lo importante que es para ti, aunque luego sientes que no haces lo suficiente para que estén bien. Créeme, haces muchísimo.
  25. El tamaño de tu cabeza. YUCA!!!
  26. Admiro lo extremadamente diferente que eres a tu hermano, sin embargo son el complemento perfecto el uno del otro, tan distintos y tan adorables LOS DOS! Y pedorros, claro.
  27. Tu habilidad de adaptación, no cualquiera podría tener la posición que tienes sin eso y menos en un lugar como India!
  28. Lo verdaderamente NACO que puedes llegar a ser sin siquiera proponértelo. Si te escuchara tu madre, seguro te deshereda. EL GAAAAAAAS!
  29. A estas alturas del partido, la paciencia que has desarrollado cada vez que tienes que sacar la visa. CADA VEZ UN PEDO DISTINTO y ya se te pasa como agua debajo de un puente.
  30. A pesar de lo lejos que estás, siempre ofreces pasar por mi.
  31. Como cualquier tema del que estemos hablando puede terminar en dos puntos, mi corazón de condominio o el tamaño de mis nalgas SIEMPRE.
  32. Y hablando del corazón de condominio, no tienes ningún reparo en etiquetar a cualquier güey que me guste como raro y no solo eso, encontrarás la manera de hacerme ver en dónde reside su rareza y me caga que no te equivocas!!!
  33. Neta? Adela Micha? NETA?
  34. Haces tiempo siempre para pasarla con tus amigos a pesar de tener una familia, una pareja, un trabajo con horarios tan distintos a los nuestros y eso es un enorme regalo y el bien más valioso, así que GRACIAS
  35. Eres el mejor dando consejos, no me dices lo que quiero escuchar, sino lo que tengo que escuchar.
  36. La importancia que le das al momento presente, porque cuando estamos juntos de verdad estás presente y regalas momentos de calidad y no de cantidad.

Querido Dani, estoy súper feliz y orgullosa de llamarte mi amigo. Mi hermano! 36 cosas que admiro de ti y 36 años de vida, gracias por todo el tiempo risas y lágrimas compartidas, el resto de tu vida te espera en este nuevo año y en este nuevo país donde espero que cumplas todas las metas que te has puesto, pero sobre todo espero que siempre haya balance, salud, amor, y éxito en tu vida. Te mereces lo mejor!

Te adoro amigo!

Good waves

I was immerse in a surf trip for 12 days without knowing at all what to expect. I have never, ever surfed in my life and the thought of a rough ocean gives me the creeps, but I got involved in the adventure not precisely cause of the surf, but then I was, amongst ONLY surfers and the adventure was to say the least… unexpected.

Many of the things I did during this trip were not on the same lane that I usually travel, or at least not on the same lane that I’ve been traveling like for the past 10 years. I realized all ages surfers travel this way: not knowing what to expect, not knowing were to stay, not knowing what will happen tomorrow, sometimes completely off the grill, cause they live the waves exactly as they come and they enjoy them EXACTLY as they come, but above all, as if this good waves were exactly the last good ones they will see for the rest of the season. So they get up extremely early in the morning for a surf at 5-6 am, and they get back to their accommodations as soon as the body cannot deal with the hunger any more, they have a small breakfast that they usually prepare themselves, and wait till they are ready again to get the GOOD WAVES. A visit to the ocean 2 or 3 times a day sounds about right for them.

I realized that they live life to the fullest each day, day by day. Falling from the wave, getting up again and again till they can ride it and then they paddle again, they walk again, and jump into the water again, and again and again, and again.

Most of this people work hard a regular job that they squeeeeeze till the last breath so they’ll have money to travel and surf to wherever the waves take them. I thought I traveled a lot, but damn you should talk to this people, not a single one of them has an empty passport, dozens of countries visited, for the GOOD WAVES, some of them speak many languages including the crazy surf lingo that it is absolutely imposible to understand if you are not into surfing, as well as a set of crazy rules in the water that everyone talks about cause they are always broken by a few, and also, an endless list of nationalities blend in the water, a cornucopia of languages is spoken in and outside of it, and in there every man and girl paddles for itself.

I found myself been an outcast in the water, all I could do was swim and wait, so I got out of it, meditated, ran, practice yoga, walk, enjoy the scenery, read. When people found out I wasn’t a surfer they all made a weird face and ask: -what do you do here then?- But even though I wasn’t a surfer what did happen was that I got adopted by them all, the late night talks were an absolute delight, as well as the food and beer, and my God did I laughed, I laughed till I couldn’t deal with it any more. And even though I couldn’t understand whenever the conversation drifted to surf, I found myself immerse in this community that open their hearts and lives and sometimes souls to me as much as I did too.

I am extremely grateful I was involved in this experience, with all it’s ups and downs, with all it’s strange places and spaces, with all of the Mexico I have never heard of!

MY GOD! how many surf beaches can there be in out coasts?! and the astonishing  beauty of them! This trip made me see a part of me I hardly see, it was a trip of introspection and self awareness and I’m so thankful above all for the places I saw and the people I meet that I know now will be a part of my life from now on and hopefully for a long time.

Will I ever be a surfer? doubt it. But did I get the Good Waves… I sure did.

Thank you all: Thank you Owen, Phillipe, Yhonathan, Gastón, Ellie, Sarah, Belen, Austin, Mitchel, Jana, David, Alex, Marcelo, Leonardo, Yaron, Katherine, Miguel, Raúl, Olie and Chris. For the time, the beers, the tips, the patience, the card games, the hugs, the kisses, the rides, the love. May you always have Good Waves wherever you go.

IMG_5636IMG_3016IMG_5407IMG_5608IMG_5463

Amistad, una historia que rompe fronteras.

Luego de este duro episodio de depresión que considero estoy ya con 3/4 de cuerpo fuera y del que salí gracias a mi familia, ayuda psicológica y no sé, seguir tratando de mirar al frente y retomar mis hobbies me encontré dándome cuenta de la importancia de una línea de apoyo basada en la amistad.

Tomen nota, no soy de esas personas que tienen una mejor amiga ni un mejor amigo, soy de esas personas que tienen amistades bien importantes en su vida. Unas, claro, más fuertes que las otras, pero esas, justo esas que son bien importantes no están basadas en el cafecito de una vez a la semana a platicar cómo fue la vida en estos días de ausencia, no, no, yo puedo dejar de ver a alguien que amo profundamente (amigo u amiga) pero que sabe que sin lugar a dudas tendrá mi apoyo en cuanto levante la mano porque ha tropezado o simplemente porque siente que se cae.

Algunas de estas MUY importantes amistades llegaron en momentos que formaron mi vida en particulares momentos que me han moldeado y hecho quien soy: mis amigos de la UIC, mis amigos del yoga y mis amigos del Dharma pero hay unos, unos bien especiales, que solíamos salir a TODOS lados juntos, TODO el tiempo, me vieron en los mejores y peores y momentos de mi vida y cada que puedo se los presento a ese cúmulo de personas que van formado parte de mi vida mientras voy avanzando por el camino, esos son LOS DE QUERÉTARO!

Estas maravillosas personas, a quienes hoy dedico este post son mis hermanos, hacemos esfuerzos enormes, por vernos, cruzamos fronteras, desafiamos al tiempo, destrozamos la distancias y crecemos, crecemos en número y somos como un virus desperdigado por todo el mundo. Acompañando nuestras historias a lo lejos y con el paso de los años, seguimos estando ahí, presentes, de lejitos, pero unidos por este hermoso lazo de amistad y de amor incondicional.

Juntos en esta red, hemos viajado, llorado, reído, empedado, bailado, cantado, acurrucado, odiado, comido, remediado, caminado, nadado, brincado, amado, perdido y encontrado de la mano.

En 2007 llegaron a mi vida (solo un par unos años antes) pero desde entonces puedo decir que encontré a mis almas gemelas, a mis hermanos y hermanas en armas a mis más hermosos regalos que la vida me pudo dar. A todos ustedes solo quería decirles que los amo, que muchas veces los extraño, que estoy feliz de sus alegrías y los acompaño en sus llantos, que aquí estoy para ustedes como sé que ustedes están para mi.

Los quiero, los quiero mucho a mi familia queretana mundial y de aquí hasta el infinito. Gracias por todo, gracias por tanto!

 

Comadritas

Continuamente y en una ciudad como esta, CDMX, escuchamos la frase “Que chiquito es el mundo” nos encontramos a gente que no veíamos hace años en conciertos acompañados de amigos que también tenía años que no veías y resulta que son pareja o vas a un evento y te encuentras a tu jefe, que resulta ser amigo de la persona que te invitó a dicho evento, o pasas por una calle y señalas que tu papá jugaba dominó por ahí y dices EL MÍO TAMBIÉN y resulta que el papá de tu gran amigo, también es amigo de tu propio padre.

Cosas como estas pasan una y otra vez y a personas como mexicanos nos pega aún más porque no podemos creer que en este país, tan basto, tan grande, en esta ciudad tan caótica, tan inmensa, nuestro círculo de amigos esté tan conectado, nuestras líneas de vida se entrelazan como el de ellas:

Quina, era vecina de la cuadra de María, siendo Quina la prestamista y gran amiga de todos los de la colonia, eventualmente tenías que conocer a alguien que también la conociera, todos, todos en la zona conocían a Quina y María no era la excepción, eventualmente, y con el pasar de los años, se volvieron mejores amigas, al grado de volverse comadres, los hijos de la una y de la otra eran también mejores amigos. Salían los fines de semana, subían montañas y acantilados juntos, salían a paseos y eventualmente comenzaron a crecer, pero siendo vecinos, jamás se alejaron, siempre terminaban en las mismas fiestas, en las mismas escuelas, compartiendo las mismas amistades.

Uno de los hijos de Quina, siendo ya un adolescente conoció ya grande a una de las hijas de María y terminaron casándose. Victor y Angélica se casaron y esas amigas, esas comadres, se volvieron también consuegras, familia.

Cuando mi Abuela Quina murió una de las más afectadas fue mi Abuela María, ni mamá, ni mi papá, ni nadie encontraba la manera de decírselo, de contarle que su “Comadrita” ya no estaría con ella en navidades, que no se contarían los chismes de aquella cuadra donde Quina vivió hasta el momento de su muerte, donde se desarrolló la historia de su pequeño mundo que posteriormente se volvería el inicio de cada uno de nuestros micro universos.

Mi mundo sí era pequeño, otra de mis tías se casó con un primo de mi papá y no necesité nunca salir de esa pequeña esfera que era el mundo de mis abuelas, de su cariño, de su amistad, de su crianza en conjunto porque cuando no pasaba las noches con María, las pasaba con Quina. Muchos años me acogí a su seno, a su sazón, a los ronquidos de María y a la comida de Quina, marcaron mi vida, me formaron, me hicieron tener los gustos que tengo, tener las manías que tengo.

Extraño mucho yo también a mi Abuela Quina pero debo estar agradecida que por tanto tiempo fue parte de mi vida, y aún más agradecida que aún cuento con la bendición de tener todavía a María, a mis casi 40 años, ahí sigue, dando lata, viendo las luchas y comiendo tamales como tanto le gusta.

Mi familia es la viva prueba de lo pequeño que puede llegar a ser el mundo. No por eso deja de ser importante, no por eso deja de ser mi mundo.

92

A la izquierda mi Abuelita Joaquina (qepd) platicando con su comadrita su consuegra y amiga, mi Aguelurca María.

 

 

 

 

 

Parte 3: Cuando pase el temblor

Llegamos a Yellowknife la madrugada del 19 de Septiembre. Despertamos luego de una noche en vela tratando de ver más auroras, luego de la elección de nuestras respectivas habitaciones y felices de que ya no tendríamos que compartir un sofá cama, fuimos a dormir plácidamente. Por la mañana y luego de un sueño reparador Fer preparó un rico desayuno rayaban las 12pm en Yellowknife mientras yo me disponía a revisar pendientes con Polo y con Eliud, pasé por la habitación de Fer y le dije

-Puki me aguantas? tengo que hacer una confe con la oficina

-Sip, yo mientras hablo con César, pero no te tardes para aprovechar el día

-Lo prometo

Para cuando me senté en nuestro hermoso pórtico con vista al río y a los vecinos eran pasaditas de las 12 (íbamos una hora atrás), saqué una foto para presumirla con los chico, se las mandé y en ese instante Eliud nos dijo:

2017-09-19 12.15.17

-NO MAMEN! ESTÁ TEMBLANDO BIEN CABRÓN CHICOS!! Mono, habla con los muchachos, habla con tus papás!

En ese preciso instante, Austin me mandó un mensaje y comenzó el río de fotos, de mensajes, nadie de mi familia me contestaba, ni mi papá, ni mi mamá, ni mi hermano y Fer salió corriendo de su habitación pálida como la nieve y me dijo

-ESTÁ MUY CABRÓN MONO!! TENGO QUE HABLAR CON MIS PAPÁS!!!

 

El primero en contestar fue mi papá, TODO BIEN

Luego mi hermano, TODO BIEN PERO NO ENCUENTRO A MAMÁ

Unos 20 minutos después se reportó, se fue a mi departamento corriendo y me dijo que no veía daños, luego se fue a casa, mandó fotos de como su cama había recorrido casi medio metro de la pared, de como los marcos de las fotos familiares en la mesita de la entrada se habían quebrado CASI TODOS. Mandó fotos de mi gatita, de las perritas y dijo, TODO BIEN.

Decir que disfrutamos de Yellowknife luego de ese día, fue casi imposible, pasamos casi toda esa mañana, mandando mensajes, hablando con gente, tratando de ayudar desde lejos lo que pudimos. Por supuesto no dimensionamos la magnitud de lo que había pasado desde nuestra trinchera. Decidimos salir de la casa por primera vez para distraernos, lo cual conllevaba bajar entre las dos una ENORME canoa metálica al río y luego remar hasta la orilla, unos 3km aproximadamente.

Decir que fue una aventura el estar tan lejos de casa bajo esas circunstancias es de verdad POCO, lo que vivimos en Yellowknife en 5 días no basta para media  entrada en este blog, pero la experiencia fue absolutamente diferente simplemente porque el primer día que pudimos disfrutar de Yellowknife pues fue el día del temblor.

Yo, en lo personal, quise que las aguas se calmaran para hablar al respecto, guarde luto por la gente que pereció y también mi luto personal, porque claro, una madre siempre protegerá a sus hijos; Muti, sí fue a ver mi depa y efectivamente se veía bien por fuera, pero Luna y yo fuimos desalojadas y seguimos en espera de que nuestro edificio sea reconstruido para regresar. Muti guardó esta información para no preocuparme cuando estaba tan lejos, para que pudiera pasar unas buenas vacaciones y un buen cumpleaños. No sé si fue la mejor decisión pero fue su decisión y hay que respetarla.

Entonces ahora sí en forma y como debe de ser, en un siguiente post hablaré de Yellowknife, la aventura en el ártico!

Parte 2: La división del viaje

Ciertamente íbamos a Canadá a ver las Auroras, pero también había que aprovechar para hacer dos cosas más: Ver a Beth, a su esposo Luis y a su hija (mi sobri) Isabella y claro, festejar mi cumpleaños, entonces 3 objetivos, 2 destinos: dividámoslo:

Decidimos, claro llegar a Calgary primero, tantear un poco el clima y salir luego para Yellowknife y por último regresar a Calgary para la última parte del viaje donde festejaríamos mi cumpleaños número 37. Pasaríamos 4 días en Calgary, luego volaríamos a Yellowknife donde estaríamos 5 días y posteriormente regresaríamos a Calgary donde terminaríamos con 2 días más: 11 días!!!! INCREÍBLE.

Calgary nos encantó, nos despertábamos por la mañana y salíamos a correr al parque, luego regresábamos a casa de Beth, tomábamos un desayuno ligero y nos íbamos a la aventura con Luis, que es un loquillo lleno de ideas absolutamente locas para pasar el rato, la verdad la pasamos muy, muy bien, con bastante frío pero muy bien, dividíamos nuestro tiempo entre comida, ir a lugares de interés, comida, cerveza, compras, comida, cerveza, comida, patinar, cerveza, caminar sin parar, cerveza y comida.

Cuando cayó el fin de semana nos llevaron a la montaña, a Banff, y no creo que haya estado en un lugar con una naturaleza tan impactante, es de verdad HERMOSO, claro, nos cagábamos de frío pero de verdad es hermoso! Tuvimos oportunidad de comer hamburguesas de animales de la región que no mencionaré para no herir susceptibilidades pero vaya que estaban buenas!

Calgary nos trató muy bien y antes de irnos a Yellowknife decidimos por supuesto hacer planes para mi cumpleaños adelantados y que nada se quedara al aire, decidimos ir al OKTOBERFEST!!! Nos emocionaba mucho pasar el día bebiendo cerveza hasta el hartazgo justificadamente mientras bailábamos Schuhplatter y nos abrazábamos con completos desconocidos que juraban tenían por lo menos una pizca de sangre alemana en sus venas. El plan perfecto!

Y nos fuimos a Yellowknife! Nuestro vuelo salió ya tarde, y llegamos rayando en la madrugada a los Territorios del Norte tomamos un taxi saliendo del aeropuerto y le pedimos nos llevara a Governors Port, donde nos esperaría nuestro transporte a la que sería nuestra casa por los siguientes 5 días, porque no les conté pero, nos quedaríamos en UNA CASA FLOTANTE, en medio del Great Slave River!! sólo con pensar en lo que iba a ser quedarnos ahí ya nos sonaba maravilloso, el frío no nos dejaba pensar más, en medio de una completa oscuridad estábamos esperando por nuestro transporte que no se veía venir por ningún lado mientras nuestro nada ameno taxista nos preguntaba SEGURAS QUE AQUÍ LAS RECOGEN? Decidimos despacharlo sin pensar en nada más y cuando se fue y estuvimos no sólo en completa oscuridad sino en total silencio fue cuando comenzó la magia, miramos hacia arriba y ahí estaban! LAS AURORAS!!!! No es algo que simplemente reconozcas de inmediato, sobre todo cuando nunca has tenido referencia de algo parecido en tu vida, asemejan a una nube en un cielo gris, pero en un momento, precioso e irrepetible SE ENCIENDEN! como si algo en su interior actuara en la atmósfera y PUFF! SE PRENDEN!

No sé como describir lo que sentí físicamente, porque el frío me estaba bloqueando todos los sentidos, pero reí, no paraba de decir, WOW, WOW, WOW NO MAMES!! Fue una experiencia increíble de la que no me aguantaba las ganas de contarle a todo el mundo pero, lo inesperado paso…

2017-09-22 11.08.47