No termino de entenderlo

ATENCIÓN, si eres un miembro de mi familia toma nota, ESTE POST no es para ti, habla de cosas íntimas y sexuales de mi vida, si lo lees será bajo tu propio riesgo.

Sin más preambulo vamos pues:

Hace unos meses viendo un reportaje a cerca de sexualidad en Netflix me topé con una entrevista a una chica que tenía un muy conocido podcast en el que hacía un llamado a mujeres y hombres a hablar a cerca de su sexualidad y donde sobre todo hablaba de su búsqueda por encontrar la manera de sentir un orgasmo. Se trataba de una chica que ya estaba en sus 30’s y confesaba abiertamente jamás haber sentido un orgasmo y por eso su podcast y su búsqueda la hicieron “famosa”.

Últimamente y debido a una situación personal me he encontrado en un viaje de entendimiento de mi misma, de mi persona, de mis ideas a cerca de las relaciones interpersonales y muchas otras cosas más. Siempre me he perpetrado como una persona segura de su sexualidad y feliz con las relaciones de pareja e interpersonales que he tenido. Sexualmente abierta y en alguna época de mi vida irresponsable y promiscua. Nunca, he estado orgullosa de ello, debo decir que fui muy afortunada en vivir en una época en la que mis locuras solo forman parte de una memoria de algunos chicos y chicas ochenteras que fueron parte de mi desarrollo sexual.

Mis amigos, siempre han estado en el entendido de que acepto mi sexualidad y no le tengo miedo al sexo y caray, MoNo sí que sabe divertirse. Y sí, me divierto, me divertí, lo gozaba. Pero a penas hace un mes hablando con Dani le confesé que solo UNA VEZ, sentí absoluta compatibilidad con una persona. UNA SOLA VEZ.

Esta es la historia de mi primer CASI-orgasmo!

Conocí al Oso hace muchos años, era, es (creo) amigo de un hombre con el que compartí una larga historia de amor. Desde que lo conocí, aclaro, me pareció extremadamente atractivo, pero, siempre respeté el hecho de que él era amigo de mi pareja y claro DE QUE YO TENÍA PAREJA! Eventualmente esa unión terminó y todo el mundo siguió por su lado. El Oso y yo seguíamos siendo amigos así como mi ex y yo seguíamos platicando extemporáneamente.

En una ocasión el Oso y yo coincidimos, platicamos, bebimos, y nos besamos. Y eso fue todo.  -Eso fue todo esa vez- Porque luego de meses chateando a diario decidimos hacer un viaje juntos y por supuesto, el viaje fue hecho con toda la intención de llevar todas estas pláticas a un plano completamente físico.

Yo para ese entonces ya tenía 35 años! y había vivido engañada! jamás en mi vida había experimentado esa conexión con alguien, y tampoco había experimentado esa conexión con mi cuerpo. Lo que sentí rayaba para mi en lo escandaloso, no podía comprender como habían pasado 35 años de mi vida sin haber sentido algo como eso JAMÁS! y no sé por qué ME FRENÉ, frené mi cuerpo, frené mis emociones, frené mi alma, frené todo y no me dejé llevar y simplemente la mitad de mi cuerpo dejó de funcionar. El Oso me cargó para dejarme en un absoluto estado de desmayo sobre la cama y me dijo, no pasa nada. Todo va a estar bien.

NO!!! NADA IBA A ESTAR BIEN! ahora no pensaba en otra cosa que no fuera él! no podía concebir mi vida sin tener el gusto, carajo!, el placer de pasar cada instante de mi vida sexual con este hombre que por cierto vivía a 800 km de distancia mía!

Hice todo lo posible por repetir experiencias con él, TODO lo posible, volvimos a compartir espacios, viajes y momentos y no sé, de verdad no sé por qué nunca me permití llegar a el sublime momento del que piden su limosna todo ser sexualmente activo. No sé. No sé por qué. Siempre me paraba instantes antes, sólo un instante antes.

Llena de miedo confesé (a mi manera) a esta persona que se había convertido en alguien muy importante en mi vida, nunca puse todos los puntos sobre las ies, pero le di algunas pistas. Aún hoy no entiendo por qué nunca le dije, guey… eres la única persona con la que he estado a punto de sentir un orgasmo y no puedo terminar de sentirlo porque sé que es solamente algo pasajero para ti.

Yo nunca me equivoco cuando sospecho que alguien no siente lo mismo que yo. Sabía que había algo, algo raro entre él y yo, nunca tuve el valor de enfrentarlo y preguntarle qué tenía mal yo como para no querer tener una relación formal conmigo, aunque en algún momento sí me dijo que no quería comprometerse a algo serio a la distancia. JA! menuda sorpresa cuando tan solo meses después de nuestro último encuentro YA TENÍA NOVIA! Me molesté muchísimo. Tampoco se lo dije jamás.

A qué voy con esto?

Daniel y yo platicamos muchísimo, podemos estar horas y horas y horas hablando por teléfono o sentados en el sillón platicando de estupideces y cuando temas como estos salen a la luz ni él ni yo podemos resolverlos, el dice que soy una gran persona, una gran mujer, un gran ser humano, TODO MARAVILLOSO, no entiende como puede ser posible que siendo tan abierta y carismática pueda ser tan cerrada en algo en lo que percibo ser tan abierta como el sexo pero sobre todo no entiende como alguien como yo, no puede tener lo que busca en una pareja y cuando cree tenerlo, no es recíproco.

 

NO TERMINO DE ENTENDERLO…

 

12418047_10153998389658286_5677637524391296186_n